Cargando...
La historia del ex futbolista brasileño que fue a ver a Boca y terminó alentando a River en la final

Superclásico Libertadores

La historia del ex futbolista brasileño que fue a ver a Boca y terminó alentando a River en la final

Miércoles 12 de Diciembre de 2018

Días después de lo que fue la final de la CONMEBOL Libertadores entre River y Boca en el Santiago Bernabéu, las historias alrededor del encuentro siguieron saliendo con naturalidad y entre otras se viralizó la del ex jugador y entrenador del Fluminense, Marcao.

Ex gloria del Flu e ídolo del Bangú de su país, decidió no perderse un encuentro lleno de tanta historia y de tal envergadura y viajó a Madrid con la intención de alentar desde el lado de Boca: “Tenía todas las razones para hinchar contra River por todo lo sucedido”, inició relatando Marcao en sus redes sociales.

Fui solo, mi amigo se fue a otro sector, cuando entré ya no había lugar, pues estaba todo tomado por el grupo que más cantaba. Fue ahí cuando vi a un argentino que me llamó para ubicarme a su lado”, contó con relación a su ubicación que finalmente terminó siendo del lado contrario.

Cuando me senté y me encontré rodeado por los hinchas contrarios pensé: No puedo vacilar aquí, estoy en el medio de los fanáticos”, agregó. “Antes de comenzar el partido ocurrió la magia del fútbol: Yo ya no estaba asustado. El tipo era súper amable, sin siquiera saber quién era yo, comenzaron a cantar su himno, canciones, a saltar y a agitar a todo el Bernabéu”.

El relato continúa: “Allí sucedió lo que creía increíble: En la primera pelota dividida, yo estaba hinchando por ellos. Ya quería que salieran ganadores por la fiesta que estaban montando allí. Juro que en el entretiempo dije que River iba a darlo vuelta. El técnico tenía que poner a Quintero para mejorar la calidad en la salida del balón y conectar con el ataque. Mi amigo me miraba incrédulo y me apretó la mano. Cuando Quintero entró e hizo la primera buena jugada ellos ya me miraron diferente. Cuando empataron vino un abrazo, después todos los demás. Cuando dieron vuelta el partido fui la primera persona a la que abrazaron y les dije que faltaba uno más, un tercero, a mis amigos. Cuando la jugada del tercer gol se estaba armando ellos ya me estaban abrazando y saltando sobre mí. Qué loco es el fútbol ¿verdad? Y adivinen lo que pasó; saltaron sobre mí, me dieron besos, mordidas en la oreja, muchos abrazos, y no me dejaron ir hasta que levantaron la Copa”.

Y concluye con un contundente: “QUÉ EXPERIENCIA MIS AMIGOS ¡AMO ESTE JUEGO!”.

Foto: Twitter

Notas relacionadas