Cargando...
Google Stadia, oportunidades perdidas

Gamerz

Google Stadia, oportunidades perdidas

El gigante de la tecnología perdió la oportunidad de aplacar todas las dudas sobre Stadia, en una conferencia plagada de incertidumbres y tradicionalismos. 
Viernes 7 de Junio de 2019

Hace unos meses dimos la noticia de que el gigante de la tecnología, Google estaba por lanzar su primer plataforma dedicada a los juegos. Titulada por muchos “El Netflix Gamer”, Stadia buscaba, por lo menos en nuestras mentes, reemplazar a la estructura tradicional de la industria, la cual ya tiene mas de 40 años, y traer la revolución que Nintendo supo dar en los ochenta, cuando acercó las experiencias de Arcade a los televisores de todo el mundo.

Lamentablemente este no es el caso con Stadia, y la transmisión que emitieron ayer, no hizo mas que dinamitar la buena voluntad que muchos tenían sobre la misma. En medio de anuncios geniales, como el nuevo Baldurs Gate III, Google también confirmó los países incluídos en la primer tanda de activaciones, al igual que el plan de pagos y costos de la plataforma y los requisitos para disfrutar de la experiencia.

Para empezar por algún lado, hagámoslo por los juegos. Stadia planea ofrecer una experiencia completa al jugador, con la posibilidad de llevar su progreso entre las diferentes plataformas que tengan soporte para el servicio. Los títulos anunciados o mejor dicho confirmados durante la conferencia fueron el Baldurs Gate III, desarrollado por Lariat; The Division 2, Ghost Recon Breakpoint, Assassyns Creed Odyssey, Final Fantasy XV, Doom y mas. Todo esto estaría disponible en los siguientes países a partir de Noviembre de este año, con mas sumándose en el 2020.

  • Bélgica
  • Finlandia
  • Canada
  • Dinamarca
  • Francia
  • Alemania
  • Irlanda
  • Italia
  • Holanda
  • Noruega
  • España
  • Suecia
  • Reino Unido
  • Estados Unidos

Con respecto a lo técnico, Stadia va a funcionar mediante Chrome en computadoras, y Google planea poner a disposición varios controles para usar los juegos. La idea es que puedas Streamear el contenido a cualquier dispositivo, sea una computadora, celular o un televisor mediante un Chromecast. Esta tarea es bastante demandante, pero Google nos ha dado un gráfico con lo que se necesitaría para usar Stadia.

En un primer lugar, el piso del servicio pide 10Mbps de bajada para lograr 720p a 60fps con sonido Stereo. Siendo este el piso, es importante notar que en Sudamérica, el promedio de velocidad de descarga no supera los 6-7Mbps, lo cual implica que una gran parte del mercado no podrá siquiera acceder al servicio mínimo que Google plantea. En comparativa, la media Europea y Estadounidense se sitúa en los 20Mbps, con lugares superando los 100Mbps.

A 20Mbps, un usuario podrá streamear juegos a 1080p, 60fps y sonido 5.1 Surround. Por último, se necesitarán 35Mbps para poder usar el servicio a su máximo, es decir 4K, 60fps y sonido 5.1 Surround. Lo interesante es el cálculo que dejaron y para los servicios que tengan límite de datos, en especial los celulares. En 4K, Google calculó que estaremos usando un Terabyte de información por cada 65 horas de juego, o en otras palabras, 2 horas de juego diarias por mes consumirán 1TB de datos. Esto implica que jugar en 4G o 5G puede incurrir en un gasto enorme para el usuario. Por su parte, se estima que para 1080p se consumirán cerca de 9GB por hora, y la mitad para disfrutar de los juegos en 720p.

Pero todo esto no significa nada si no hablamos de los costos, y Stadia, déjenme decirles, no es ni barato ni accesible para nadie. Es increíble que Google, teniendo la oportunidad del año de hacer sentir su peso y poder tecnológico, haya optado por no hacerlo, y recaer en un sistema arcaico y que atrasa, comparado a la competencia.

Stadia se lanzará con un paquete Pro de suscripción, que incluye la posibilidad de jugar hasta en 4K, con sonido 5.1 Surround a 60fps y tener algunos juegos de acceso gratuito, además de descuentos especiales. Todo esto por $9,99 dólares mensuales, poco menos que un paquete de Netflix. Pero lo clave a entender es la parte de “Juegos gratuitos y descuentos exclusivos”. Lamentablemente pagar esos casi 10 dólares no garantiza tener acceso a todo el catálogo, ni mucho menos a los nuevos lanzamientos.

Como nos enteramos durante la transmisión, y algo que se había filtrado horas antes, Stadia no es una experiencia completa de Streaming, y los juegos nuevos, esos lanzamientos importantes que todos esperan, no estarán disponibles de entrada, sino que los usuarios tendrán que pagarlos de forma individual. Si bien no dieron precios, esto es un gran paso atrás para un servicio que tendría que haber ofrecido lo mismo o mas que el genial Xbox Game Pass de Microsoft.

Google también anunció que venderá un control exclusivo para Stadia por $69,99 dólares, 10 dólares mas que un control tradicional de PlayStation, y que habrá un Founders Pack, que incluye un control de color exclusivo, un Chromecast Ultra, 3 meses de Stadia Pro, un pase de 3 meses para un amigo, un nombre de usuario exclusivo y acceso a Destiny 2: The Collection por $169 dólares. Este fue uno de los peores errores a mi entender de la conferencia, porque implica que Stadia competirá con menos contra plataformas como Xbox One S y PlayStation 4 S valuadas en $200 dólares aproximadamente y que ofrecen servicios similares, pero con la posibilidad de descargar el juego y jugarlo a gusto.

Si hubiera que sacar conclusiones del espectáculo de ayer, diría que fue un fracaso rotundo. Google no logró consolidar ni mostrar lo que Stadia busca y quiere ser, se dejaron aún mas dudas, en especial con la modalidad de suscripción elegida y para hacer las cosas peor, fue una increíble oportunidad perdida. Google podría haber cerrado la conferencia con una demostración en vivo para todos los usuarios que estuvieran dentro de los países incluídos de la plataforma. Solo imaginen si el cierre de la conferencia, era una pantalla de algo como Doom o Assassin’s Creed, y el mensaje de cierre de la misma hubiese sido, “Pueden comenzar a jugar ahora”.

Solo con eso Google habría mandado un mensaje mucho mas fuerte, concreto y sólido de lo que hizo ayer. Sin embargo, lo que recibimos es lo mismo de lo que podemos esperar de Microsoft este domingo, solo que a una audiencia que cada vez menos se interesa por lo que podría ser.

Gastón Morales

Video

Notas relacionadas