Cargando...

Fernando Torres , el ícono del Atlético de Madrid, se prepara para despedirse de su club de la infancia

Mientras se prepara para dejar el Atleti por segunda vez, es difícil pensar en un jugador más icónico en la historia del club.

Fernando Torres ya abandonó el Atlético de Madrid una vez, para fichar por el Liverpool en 2007. El delantero volvió posteriormente al Atleti en 2015 - recibido por una frenética multitud de casi 45.000 personas en el antiguo estadio del club Vicente Calderón - sin embargo, dos años y medio más tarde se está preparando para irse otra vez. Esta vez es para bien. Su último partido será este fin de semana contra el Eibar, y seguramente habrá lágrimas cuando diga adiós.

 

De hincha a titular

 

Gracias al celo de su abuelo, el niño pecoso de Fuenlabrada se crió suportando al Atlético y se emocionó cuando se le ofreció la oportunidad de una prueba con los rojiblancos en 1995 con apenas 11 años. A pesar de que estaba algo nervioso antes de la prueba, jugó con brillantez y los ojeadores pusieron una calificación de un 11 sobre 10 junto a su nombre. Le ficharon.

 

Torres fue tan especial que hizo su debut con el primer equipo a la edad de 17 años, cuando el Atlético estaba luchando por volver a la máxima categoría de Laliga en 2001. Con una camiseta número 35 demasiado grande para su cuerpo delgado, al jugador le apodaron El Niño y entró como sustituto durante la última media hora de un partido contra el Leganés. Fue el jugador más joven en debutar en el club hasta la fecha y fue cuando nació la relación de amor Atleti-Torres. Ayudó a su equipo a ganar 1-0 y, en poco tiempo, jugó en la siguiente temporada como titular regular.

 

En 2003/04, Torres se convirtió en el capitán del club siendo el miembro más veterano en el equipo con alta rotación. Se colocó el brazalete de capitán por primera vez con tan sólo 19 años, cuatro meses y 12 días. Como capitán fue un líder importante y un goleador, tanto que se ganó un merecido fichaje en el Liverpool en 2007.

 

Un espectador durante los años de gloria

 

Muy cruelmente por Torres, fue sólo después de su despedida que el equipo comenzó a competir por trofeos, gracias en gran medida a la llegada de Diego Simeone, su antiguo compañero de equipo, en 2011. Aunque Torres no hubiera podido ganar tanto como jugador de Atleti - a pesar de su perfil internacional y el tercer puesto en la votación del Balón de Oro de 2008 como mejor jugador del mundo - su legado en el club está intacto, independientemente de cuántos trofeos haya levantado.

 

Para muchos, él es el hijo favorito del club. Creció, les sacó de la segunda división y se mantuvo leal durante los años difíciles. Su compromiso con la causa generó respeto y admiración por parte de los fanáticos del Atleti. No solo será recordado por anotar más de 100 goles para el club, muchos de los cuales fueron simplemente sublimes, sino que los seguidores también recordarán su determinación y ganas de ganar. A lo largo de los años, los fans han amado cantar con pasión su nombre sobre la melodía de "Can’t Take My Eyes Off You".

 

Los fans del Atlético se entusiasmaron especialmente con los éxitos internacionales de Torres, ya que se reflejaron tan bien en la academia del club. Fue algo para estar orgullosos el hecho de que un graduado de la academia del Atleti marcara el gol de la victoria en la Eurocopa de 2008, ayudara a que Andrés Iniesta marcara en la final del Mundial de 2010 y que también anotara su tanto en la victoria por 4-0 contra Italia en la final de la Euro 2012 .

 

"Viendo la realidad y las circunstancias, tal vez esto sea lo mejor", dijo Torres sobre su inminente salida. Tal vez sea así, pero los fanáticos de Atleti le echarán muchísimo de menos una vez que se haya ido.

Sorteos en mkt®

¿Querés ganarte la camiseta de la Selección Uruguaya?
¿Querés ganarte la camiseta de la Selección Uruguaya?
Seguí a @MktRegistrado en las redes y enterate cómo hacerlo
Ir al sorteo

Notas relacionadas