Cargando...

La historia del jugador que fingió haber sido secuestrado para no ir a entrenar

El propio club tomó cartas en el asunto. Conocé la sanción que recibió el jugador cuando se aclaró lo que había sucedido.

El fútbol es un deporte que da para que se vivan las situaciones más increíbles del mundo. Estas pueden tener como protagonistas a los jugadores más importantes, a los hinchas o a cualquiera que esté relacionado con él.

En este caso en Brasil se vivió una situación que al principio resulto preocupante por el hecho que le habría tocado vivir a un jugador. Luego, con el correr de las horas, todo cambió cuando la verdad salió a la luz.

Paulo Silva, jugador del Botafogo, fingió haber sido secuestrado para no presentar a entrenar con su equipo. Luego de que la policía llevara a cabo una investigación, el jugador debió contar la verdad de por qué no había asistido a la sesión de entrenamiento con sus compañeros.

¡Conocé la historia!

 

Sorteos en mkt®

¿Querés ganarte la camiseta de los finalistas de la Libertadores?
¿Querés ganarte la camiseta de los finalistas de la Libertadores?
Seguí a @MktRegistrado en las redes y enterate cómo hacerlo
Ir al sorteo

Notas relacionadas