Cargando...

Guillermo Coria: “Me retiré feliz porque venía odiando el tenis”

En el marco del Roland Garros y la destacada participación argentina en el segundo Grand Slam del año, el ex tenista argentino, Guillermo Coria, participó del programa Millenium Sports y habló de su carrera, de cómo vive el tenis hoy y de cómo fue su retiro, para muchos algo accidentado.

 

Esta época es un poco especial, siempre me agarra un poco de melancolía sobretodo cuando empieza la gira de polvo de ladrillo en Monte Carlo, donde fueron sin duda los mejores resultados de mi carrera. Son semanas especiales donde se me vienen a la cabeza todos esos momentos vividos. Mi cabeza siempre estaba en llegar lo más fino y lo mejor posible físicamente y tenísticamente a Roland Garros, entonces como que me sacaba un poquito de presión en los torneos anteriores. Todavía no volví a ningún torneo desde que me retiré, es una cosa pendiente que me están pidiendo así que seguramente iremos. La ATP me invito al máster donde nos van a homenajear a los jugadores de la camada del 2000. Roland Garros es muy especial, por más de que no lo haya ganado estuve muy cerquita. El público, los ‘ball boys’ y  la gente de recepción siempre han sido muy amables y muy cariñosos conmigo.” inició comentando Coria en el inicio de la charla.

 

Luego, hizo referencia a las diferencias entre el tenis de su época y el de ahora: “Hoy hay más potencia, no varía el ritmo de juego, es todo muy plano y son muy poquitos los que varían el juego. Hoy en lo físico y en la altura son la mayoría de 1,85 m  para arriba. Por eso, vemos un circuito más parejo en la cancha rápida y el polvo de ladrillo hoy está un poco más abierto y con más facilidades. Yo creo que cualquier jugador de nuestra camada hoy en polvo de ladrillo tendría mas resultados positivos de los que nosotros tuvimos.

 

Se refirió a Diego Schwartzman y a su buen presente deportivo al afirmar que: “A Dieguito  lo pongo como ejemplo porque muchos chicos que nosotros vemos que juegan bien al tenis  no sol altos y se desmotivan. Es un claro ejemplo  de que con esfuerzo, sacrificio, disciplina y tratar de mejorar día a día no hay techo. Hoy está número doce del mundo con muchas posibilidades de ser Top 10. Es un jugador que varía el juego y que tira buenos ‘drops’. Me pone muy feliz el gran momento de Diego, el gran equipo que armó. Invirtió mucha plata en el armado del equipo y hoy los resultados que está teniendo se los recontra merece. Es un chico que la luchó y que nunca bajo los brazos. Hoy lo tenemos defendiendo la bandera argentina.”

 

Además, habló sobre el desgaste que produce el tenis, citando algunos pasajes de su vida como profesional: “Es terrible, la presión, te desgasta mentalmente. Lo que hacen Nadal y Federer es impresionante, que Roger tenga 37 años y que siga luchando, estando ahí arriba, es llamativo e impresionante. Te desgasta mucho y más cuando estás dentro de los diez primeros, donde todo el mundo te observa y todos te quieren ganar, te tienen bien estudiado. Tenés que estar lúcido y al 100% siempre. Lo disfruté, no tanto como me hubiese gustado, hoy retirado mirándolo desde otro lado me arrepiento de no haber disfrutado más esos momentos que todo fluía que todo salía bien porque yo era muy exigente conmigo mismo, nunca estaba conforme de cómo estaba jugando, ni en el mejor momento. Pero bueno, yo me fui muy chiquito de casa, viajé por todo el mundo, he dormido en el piso porque no tenia plata para pagar la habitación, me sentía con mucha vergüenza. Me costó mucho y en su momento cuando tenía todo ahí, jugando los torneos más importantes entre los mejores e ir cumpliendo sueños que yo nunca me hubiera imaginado a los 10 u 11 años y no disfrutarlo como yo hoy lo disfrutaría. Son consejos que les doy a los chicos, que traten de disfrutar el momento y cuando le tocan los momentos malos que saquen las cosas positivas. Yo he cometido muchísimos errores por inmaduro, por no tener experiencia, por no escuchar y confiar más en mis entrenadores. Son cosas que uno aprende a medida que va creciendo. Creo que todas las cosas que hice en su momento, las hice pensando que era lo mejor.”

 

Con respecto a la mejor foto de su carrera a modo de un recuerdo, el Mago aseguró: “Tuve muchos momentos lindos, sobretodo el junior cuando ganamos el Mundial en Japón  con Toni Pastorini y David Nalbandian. Fue un momento muy lindo por como lo vivimos en equipo. Cuando gané mi primer Master 1000, en Hamburgo, el partido contra Agassi en Ronald Garros, creo que ese fue un click en mi carrera, estaba 5° o 6° del mundo y la gente me reconocía en la calle. Ese momento fue muy lindo y  lo disfruté porque haberle ganado a mi ídolo en la cancha que yo más amaba jugar fue lo máximo. La foto negativa creo que fue el doping que tuve que vivir injustamente, a los 18 años, cuando era 24° del mundo. Eso me afectó mucho, y a nivel resultados a lo mejor la final  de Roland Garros que sufrí mucho y la derrota en semifinal en Copa Davis contra Eslovaquia que teníamos un equipazo y veníamos de ganarle a Australia de visitante.

 

En la calle la gente hasta el día de hoy me reconocen y me felicitan. Yo soy bastante tímido. Me pone incómodo pero me pasó un par de veces de estar en un restaurant y que el abuelo le cuente al nieto que veía los partidos de mi camada  y que vengan a agradecer con el nieto por esos momentos. Con David cuando recién nos metimos ahí arriba fue en 2002, 2003, cuando recién salíamos de la crisis de 2001 y nosotros como que les sacábamos una sonrisa, los hacíamos olvidar un poquito los quilombos y se metían con el tenis. Esas cosas te las hacen saber en la calle. Hoy nos valoran y disfrutan más, porque en ese momento era normal tener tres argentinos en semifinales o todos los fines de semana finales. Hoy al no tener tantos jugadores como en ese momento, se extraña mucho y por eso yo siempre digo que a Messi hay que quererlo, hay que disfrutarlo porque el día de mañana toda esa gente que lo cuestiona cuando no tengamos a este monstruo se lo va a extrañar”, agregó el ex tenista.

 

En cuanto a su retiro añadió, “Me retiré feliz porque venía odiando el tenis. Cuando logré solucionar mis temas que sentía dentro de la cancha me fui bien. Todos los problemas que yo sentía dentro de la cancha eran excusas para darme cuenta de que me tenía que retirar, antes no lo aceptaba, después lo acepté y me fui bien. Le dije a mi entrenador que no quería jugar más, me retiro bien, contento con el tenis por todo lo que me dio , y me sentía preparado para hacer otras cosas y no solamente depender de la felicidad o la tristeza de jugar al tenis. Estuve 3 o 4 meses sin hacer nada, ahí empecé a viajar, a conocer lugares puntuales que quería conocer. Me retiré y me empecé  a meter en otros rubros para no depender solo del  tenis, diferentes negocios en mi país. Creo que apuesto a mis país y todas mis inversiones son acá.

 

Asimismo, hizo referencia a su relación con Gastón Gaudio: “No éramos íntimos amigos,  jugamos parecido y me parece que siempre había pica por eso. Pero creo que fue más exagerado de lo que vivíamos nosotros. Por lo menos, en lo personal yo hacía mi vida. Si hemos tenido nuestra pica porque yo soy calentón y el a veces me buscaba un poquito y yo saltaba, o al revés. A lo mejor se molestaba con actitudes que yo tenía adentro de la cancha pero la verdad que yo cuando el jugaba lo miraba porque aprendía. Lo miraba a Nalbandian y a muchos más que hacían cosas increíbles, Gastón con su revés como variaba y jugaba. Hubo discusiones pero hasta ahí nomas.

 

Por último, reveló: “Si vuelvo a nacer sería tenista o futbolista, siempre me gustó el fútbol. Jugaba a ambos pero al fútbol dependía de un equipo y me incliné por el tenis, si perdía o ganaba era culpa mía  y no hacía perder un equipo. Obviamente, el tenis me dio muchísimo.

Sorteos en mkt®

¿Querés ganarte la camiseta de la Selección Uruguaya?
¿Querés ganarte la camiseta de la Selección Uruguaya?
Seguí a @MktRegistrado en las redes y enterate cómo hacerlo
Ir al sorteo

Notas relacionadas